¿Cómo detenemos el estigma? Conversando. Intenta estas simples sugerencias para conversar.

“Evitemos el silencio”

Si alguien te confiesa que tiene una enfermedad mental, eso significa que te tiene una gran confianza. Haz preguntas, muéstrale preocupación, pero no guardes silencio.

Sé amable

Suena muy sencillo, pero trata de decir las palabras adecuadas con franqueza, con calidez, con afecto y sinceridad

Escucha

El simple hecho de que estés allí con esa persona puede significar una gran diferencia; trata de que en tu conversación escuches más de lo que hables.

Mantente en contacto

Ofrece estar disponible por teléfono, por textos, correo electrónico, o haz tiempo para que se vean.

No ignores la situación

No tengas miedo de preguntar por el bienestar de una persona si crees que está sufriendo. Confía en tu intuición.

Ofrece ayuda

Todas las personas son diferentes; algunas pueden querer ayuda muy específica o no querer ninguna ayuda; de cualquier manera siempre puedes preguntar y estar abierto a la respuesta que te den.

Mantén la conversación

Está bien hablar de otras cosas para evitar los silencios incómodos en la conversación, siempre y cuando esa persona sepa que estás dispuesto a volver a hablar después de ese tema.

Habla con tus amigos sobre HablemosCO.org

Hablemos